New York State Youth Leadership Council

Victor Quiere Compartir Algo Con Ustedes

16

Mar 11

0

This is Victor’s Story:

Mi nombre es Victor y no tengo papeles, no tengo miedo y no dare disculpas.

La historia que les voy a contar comenzo dos anos atrás cuando yo era un adolescente como cualquier otro. Estaba llendo a la escuela pero por falta de recursos ya no podía continuar con mis estudios entonces decidí venirme para los Estados Unidos. Los Estados Unidos siempre se a conocido como el país de las oportunidades. El país en donde te puedes realizar como persona y ser quien quieras. El país con todos los recursos educativos y económicos para todo aquel que lo quiera alcanzar.

El primer reto de mi viaje para los Estados Unidos fue dejar a mi familia y lo que avía sido de mi vida. Todas las aventuras, todos los momentos que habiamos pasado juntos, todas  las fechas  importantes y muchas cosas mas se quedaron atrás el día de mi partida.

Era un día común y corriente me desperté , tome un baño y comimos como familia por ultima ves. Ese día mi mama me hizo mi comida favorita y comí como nunca porque sabia que era el ultimo día juntos. Era un día escolar para mis hermanitos pero estuvieron ausentes para estar ahí conmigo. Ellos no sabían que yo me estaba preparando para partir hacia un nuevo destino y una nueva vida sin ellos. Sin  embargo yo sabia perfectamente lo que estaba ocurriendo y cada ves que pasaba un minuto mas despedirme de ellos se hacia mas dificil. No sabia que decirles adios seria algo tan dificil y verlos me causaba mucha tristeza.

Mi mama ya había estado aquí y apenas tenia seis meses que se había regresado a México. Cuando me estaba despidiendo de ella me decia que verme ir era muy difícil y que ahora entendia lo que yo sentí cuando ella me dejo en México la primera vez. Despedirme de mis hermanitos fue lo mas doloroso especialmente cuando los vi llorar. Algunos de mis familiares me acompañaron hasta la terminal de autobuses y ahí fue donde vi por ultima ves a mis familiares.

Cuando llegamos ala frontera el coyote nos metió en una casa donde estubimos descansando unas dos horas, después salimos y tuvimos que brincar la barda. Cuando estavamos brincando la barda escuchamos un disparo desde el lado de los Estados Unidos y tubimos que regresar al lado Méxicano. No se porque hacen eso si no somos presas para casar. Gracias a Dios no paso nada. Esperamos  un rato mas para poder intentar brincar otra ves cuando al final logramos pasar tuvimos que buscar un lugar para escondernos. Encontramos un lugar que tienen las casas donde se pone la basura y ahí estuvimos toda la madrugada. Salí de mi casa muy apurado y ni agarre un suéter grueso y ya se pueden imaginar todo el frió que hacia. Nos recojio una camioneta y nos llevo a otra casa donde estuvimos esperando unos días mas  para que nos recojieran por ultima vez y nos trajeran para aquí. Por fin vino la camioneta por nosotros pero la pesadilla no terminaba ayí. Me toco venir acostado en los pies del pasajero por tres días, incomodo, con hambre, y con frió.

Estuve en New Jersey trabajando un ano como un esclavo. Tenia que trabajar doce horas al día, parado todo el tiempo por que trabajaba en una pizzeria. Aunque era difícil yo me decía, “que mas puedo hacer? Decidí venirme, nadie me trajo a la fuerza entonces me tengo que aguantar.” Era un pueblo pequeño y no se conseguía un trabajo facilmente entonces no me quejaba. Lo peor de todo es que el dueño de ese trabajo era el alcalde del pueblo.

Cuando decidí venirme yo queria trabajar porque creí que eso iva a ser fácil, sin embargo fue completamente lo contrario. Quisiera poder ver a mi familia y darles un mejor futuro. Quisiera estudiar y ser alguien en la vida pero eso no lo puedo hacer sin el Acta Del Sueno. No me cansare de luchar por lo que quiero y espero que los politicos tambien me ayuden a lograr mis sueños.